.

  • 18.02.2016 08:42

    Entre un choque de miradas. Elena Crespí García. 1r ESO

     

    Esta es tan solo una historia de amor de dos personas a las que el destino consigue unir... Y ojalá pueda mantenerlas unidas siempre. 

    Empiezo a reecontrarme con gente del pasado, niños y niñas que iban a mi misma clase cuando era pequeña  y pienso que todos mis amigos se olvidaron de mi, pero no, siguen sabiendo mi nombre y quien soy. 

    Entre toda esa gente, había alguien a quien, al verlo de lejos, el corazón me latía cada vez más rápido. Después de tantos años, no había  conseguido volver a hablarle cara a cara, ni había podido saber de él. 

    Pasados unos días, una noche, decidí salir a dar una vuelta y ver las calles. Solo la luz de las farolas consigue iluminar y dar calidez a esas calles frias. Y, de repente, mientras camino,  me encuentro con él...: 

    - ¿Y tú por aquí? - me preguntó con una sonrisa.

    - Cuanto tiempo! Pues me pasaba a dar una vuelta un rato, después ya me iré. – respondí-

    - Te echaba de menos, después de tanto tiempo, y vernos hoy y poder hablarnos cara a cara ¿Eh...?- me dijo con cierta cara de emoción. 

    Le noté como deseaba un abrazo mío, esperé un rato, y entonces fui a saludar a los demás y me reencontré con muchas más personas del pasado también.

    Al rato miré a mi alrededor y lo volví a ver, allí apoyado en la pared, mirándome. y cuando nuestras miradas chocaron sonrió, le dediqué otra de mis sonrisas y me acerqué,  y cada paso que daba hacia él sentia como mi corazón se aceleraba. Empezamos hablar y mi cuerpo temblaba, no sentía las manos, me costaba hablar, percibía cosas que nunca había sentido. El se me acercó y me abrazó. Se acercaron nuestros amigos, y le daba igual quien hubiera, el seguía abrazándome. En un momento solos, toda la gente desaparece de nuestro lado, y un beso en la mejilla hizo que las mariposas despertasen en mis estómago. Pasé la noche pensando en él, no salía de mi cabeza, solo quería estar con él, yo no sé si él querría lo mismo, pero yo estaba decidida.  Queria pasar mi vida junto a él. 

    Solo sé que desde que él ha vuelto a aparecer en mi vida, todo va a cambiar. Que me siento enamorada por primera vez y eso ni nada, ni nadie lo va a impedir. 

     

    Siempre.

  • 17.02.2016 11:50

    Esmeralda y la muñeca de la suerte. Daniel López García. 1r ESO

    Yo, Esmeralda, era una chica de unos 13 años que me encantaba divertirme y estudiar. Mi padre Antonio Díaz era pintor y mi madre Lucía Lozano era gerente en una empresa colaboradora con la CIA, pero en cambio yo siempre deseaba ser una gran y famosa escritora. Pero mis amigos y amigas de la escuela siempre me decían que no valía para escritora ni para nada, incluso mis profesores me decían que no iba a poder conseguir mi sueño si mis historias eran tan malas y tan aburridas .

    Perdía la ilusión de escribir y seguir viviendo en esta planeta tan duro. Mis padres tampoco me ayudaban, siempre me decían que dejara la tontería de escritora y fuera como mi madre o mi padre, ¡pero sabía que no tenía que rendirme tan pronto, tenía que seguir luchando por mis sueños y conquistarlos!

    Decidí irme al bosque de al lado de mi casa a refrescarme las ideas. Pasé por un pequeño lago cercano lleno de pequeños patos, y cuando pensé que ya era hora de volver a casa, ya me sentía mejor. Cuando volvía a mi casa por un camino, creí ver una diminuta figura tirada en el suelo, cuando me acerqué reconocí una muñeca sucia, de pelirroja, con un vestido de lana y una diadema en su cabecita, me gustó tanto que decidí llevármela a casa. Cuando la estaba limpiando tuve una increíble idea para una historia digna de leer.

    Me fuí a el escritorio de mi habitación para terminar de pensar el nudo y el desenlace,  y justo entro mi madre. Le dije que quería, ella dijo que ya estaba la cena, le dije que no me la tomaría porque estaba trabajando muy seriamente y ella se fué.

    Tres horas más tarde, conseguí la historia que llevaba buscando desde hace años, una historia digna de un genio. Eran ya las 11:30 de la noche, y decidí irme ya a dormir.

    Al día siguiente el Sol brillaba y golpeaba con sus rayos la Tierra, como nunca antes había visto. Me vestí súper rápido porque deseaba enseñar mi gran historia a todos mis compañeros de clase y a mi madre, padre y profesora, desayuné y me fuí.

    Llegué al colegio, le dije adiós a mi madre y entré dentro. Mis compañeros pensaban que estaba enferma, al verme entrar en la clase con esa gran sonrisa. Leí mi historia y   cuando terminé, no tenían palabras, se quedaron tan alucinados que estuvieron pidiéndome perdón todo el día, incluso mi profesora y mis padres.

    No se si fue cosa del destino o de la muñeca, bueno fui muy feliz.                                             

  • 12.02.2016 10:18

    M A R T E S 1 3. Paula Balaguer. 1r ESO

    Nunca he creído en la mala suerte, menos en los días malditos, pero os prometo que ese dia sí lo estaba. 

    Iba caminando, como cada dia, por un atajo que había encontrado hace años para llegar pronto a clase, aunque ese dia mi cabeza estaba en otro sitio y me entretuve jugando con las ramas y los animalejos que encontraba en camino. Cuando me di cuenta de la hora que era, corrí como un loco hasta llegar a la puerta de clase pero ya era tarde, llegaba con 30 minutos de retraso. Entonces abrí la puerta poco a poco y me escabullí entre las mesas para ver si llegaba inadvertido a mi pupitre, pero cuando estaba a medio camino,la odiosa profesora de Francés, gritó mi nombre e hizo que me acercara a su mesa. Me mandó 17 fichas de vocabulario. Pasaron todas las clases: mates, inglés, castellano, ciencias, sociales… Hasta que por fin sonó 

    Dark Hedges

    la campana, me alegré, pensé que ahora comenzaría a irme el dia mejor, me equivocaba. Fui a la cafetería y me sirvieron unas asquerosas gachas de color gris, una manzana, en la que seguro estoy que convivian gusanos, y un tetrabrick de leche caducada. Me senté en una mesa, apartado, no encontraba a mis amigos,después de comerme esa basura fui a la próxima clase, y a la siguiente, y a la siguiente, y a la siguiente, hasta que fue la hora de irse a casa.

    Cuando salí estaba tronando. Iba caminando por el atajo, otra vez, y vi otro camino cuya entrada estaba cubierta por matojos, no lo había visto nunca, entré. Aparecí en una habitación, no era la mía y por la pinta que tenía, la de nadie. Abrí una puerta, me quería ir de ese lugar, y aparecieron unas larvas enormes que parecía que querían que fuera su próximo festín y por arte de magia apareció otra puerta, y la abrí apresuradamente. Me encontraba en una especie de cocina, la puerta que me había llevado a ese lugar ya no estaba, oía gritos que venían de todas partes, las puertas de los armarios se abrían y se cerraban, los cubiertos retumbaban en los cajones, parecia que se querian salir, igual que yo de ese sitio. Entonces apareció una puerta de la nada, como lo habían hecho las otras, y la abrí poco convencido, como había hecho con las demás. Ahora, estaba en una habitacion que se parecía a la de un hospital, estaba tumbado y cuando intenté levantarme para verla mejor noté que algo me pinchaba los brazos y el pecho, eran tubos de líquidos, de mi sangre, que corría por los tubos, como si de una carretera se tratase. Cada vez veía más borroso, pero había alguien que se me acercaba, vi su rostro. Era mi madre, me traía un vaso de agua, pensé "¿Qué hace mi madre aquí? ¿ Como ha llegado?". Me desperté, ya era de noche, entre los pitidos de los aparatos. Me incorporé y pulsé un botón, enseguida vino una enfermera. Me contó que me había desmayado, cuando iba caminando por un camino, el atajo, entré por un caminillo que conducía a una carretera y un coche me pegó un golpe en la cabeza. Enseguida aquella mujer, que era mi profesora de francés, me llevó al hospital, llamó a mis padres y se quedó toda la noche en el hospital esperando a que me despertara. Estaba contento. No existen los dias de mala suerte, siempre hay algo bueno.

     

<< 1 | 2 | 3 | 4 | 5 >>

Actualitat

  • 07.06.2016 10:13

    Nit Literària 2016

    Després d’un curs sense Nit Literària, per circumstàncies que afectaven al grup d’actors que ens visiten des de fa uns anys, el Departament de Llengua ha tornat a organitzar aquesta activitat curricular. Els passats dijous, 26 de maig i 2 de juny, els alumnes de 1r i 2n d’ESO,...

  • 18.05.2016 17:28

    LLiurats els premis del III certamen literari de les cooperatives d’ensenyament

    Font:  www.esliceu.com  ”A la web de la Unió de cooperatives de treball associat de les Illes Balears, hi podeu trobar el següent text, acompanyat d’un bon grapat de fotografies: A les 11,00 hores de dissabte passat , 14 de maig , i dins la nostra fira Coop ART es varen lliurar...

 

Es Liceu literari

www.liceuliterari.com assumeix l'objectiu de fomentar la creació literària en català, castellà i anglès dels nostres alumnes

Si voleu col·laborar, ho podeu fer  enviant al correu de contacte, redaccio@liceuliterari.com,  els vostres suggeriments, comentaris, propostes de millora o informació sobre errors detectats. Penseu que durant un temps la pàgina estarà en construcció, així que serà fàcil trobar motius 

.

1 | 2 >>

Col·labora!!

Contacto

es liceu
cabana 31
marratxí
07141

 

Música de poetes

2015/ Departament lletres. Es Liceu. Mallorca

Haz tu página web gratisWebnode